Vitoc – Paraiso de la selva central, donde todo comenzó

Nuestra aventura inicia a las 5 am en Lima, haríamos la ruta en auto, era la primera vez que tendría la oportunidad de recorrer la carretera central a nuestro ritmo haciendo paradas y disfrutando el paisaje, eso me entusiasmaba de sobremanera, y más aún si el destino final era la selva central y volver a Vitoc después de algunos años.

Cruzamos el arco que nos indica que salimos de Lima Metropolitana, y pasábamos Huarochirí golpe de 6 am, hay que pasar el peaje de Cocachacra, las sinuosas curvas de la carretera central, la buena música y la excelente compañía hacían que disfrute aún mas la ruta.

Primera parada, San Jerónimo de Surco en el kilometro 67  de la carretera central, nos tomamos un respiro en su plaza, admirando la iglesia y sus callecitas, desde aquí se sale a las caminatas de las cataratas de Palacala y Huanano, si cataratas en Lima con un circuito de trekking moderado con vistas espectaculares, de las que muy pronto les contaremos.

Fotos camino al paraiso de la Selva Central Vitoc

Posted by Conociendo Perú on Sunday, October 7, 2018

Segunda parada, Matucana en el kilometro 75, tuvimos la suerte de ver pasar el tren de carga en la estación de Matucana a más de 2300 msnm un pueblito pintoresco, punto de partida a varias rutas de hikking y trekking como por ejemplo la catarata de Antankallo.

Siendo las 10 am definitivamente lo justo era aplacar el hambre con un contundente desayuno así que hicimos una breve parada en San Mateo, les recomiendo el restaurante Chez Víctor camino a San Mateo en plena carretera con amplio espacio para estacionar.

Continuando con nuestro recorrido no podíamos dejar de parar en el Puente El Infiernillo, ubicado en un estrecho cañón entre dos túneles, los rieles cruzan el vacio de uno a otro túnel  en un acantilado vertical. Debajo del puente fluyen las aguas del río Rio Rímac, y junto a ellas, la carretera central. Una maravilla de la ingeniería con más de 100 años de construcción.

Otra parada infaltable es Ticlio  que se encuentra a la altura del kilometro 132 de la carretera central, el paso de montaña de Ticlio (o Abra de Antícona) es un paso montañoso en los Andes peruanos,  a 4.818 msnm, nos recibió una granizada, contrario a lo que seguro muchos pensarán para nosotros fue maravilloso, lo disfrutamos por varios minutos. Bajando nos encontramos con la Laguna Huacracocha a una altitud de 4.267 msnm el paisaje andino con cumbres con bosquejos blanquecinos por las últimas nevadas le daban un toque artístico que se prestaba para las fotos.

Siguiendo el camino, ya en la Oroya había que decidir hacia Jauja o hacia Tarma, tomamos el camino a Tarma, los paisajes entre verdor y flores coloreaban nuestro camino, haciendo una breve parada en la Hacienda La Florida, otro lugar al que definitivamente debemos volver.  La ciudad de Tarma es conocida también como “La Perla de los Andes”, llamada así por Antonio Raymondi, en virtud a su clima primaveral, a la abundancia de sus flores y a la hermosura de sus paisajes, ubicada en la región Junín a 3050 msnm.

Continuando el camino que nos llevaría al paraíso de la selva central, seguimos entre curvas, paisajes andinos, 6 túneles de los cuales cabe destacar el túnel Yanango el segundo túnel mas largo del Perú con 1060 metros, el paisaje empieza a cambiar se desdibujan los amarillos y marrones de la sierra para dar paso a cerros llenos de verdor que nos indican que ya hemos descendido varios metros y nos encontramos en la selva central, llegamos a San Ramón, luego de varias horas de viaje decidimos pernoctar aquí, con el fin de descansar y partir temprano con rumbo a Vitoc.

Nos reunimos con un grupo de prensa que llegó de Lima en bus, aun con las imágenes de la ruta de la carretera central en mi mente, conocimos a nuestros nuevos compañeros de viaje, y partimos con rumbo al paraíso, en San Ramón se toma el cruce hacia la mina San Ignacio de Morococha, está ubicado a 14 kilómetros a 30 minutos por una carretera carrozable que es acompañado en todo el trayecto por el rio Tulumayo, y la vegetación característica de la selva central, cruzamos el puente sobre el río y el pueblo, para dirigirnos al complejo hotelero Hotel Hacienda Guizado Portillo Vitoc Chanchamayo, un coloso con instalaciones impresionantes según Julio César Delgado guía de la serlva central el mejor hotel de toda la selva central, cuenta con excelentes y confortables habitaciones, piscinas, juegos para los mas pequeños, restaurante,  caminos de trekking, caminos ancestrales, 500 héctareas donde encontrarás según su administrador Edilberto todas las especies de cultivos de la zona y muchas mas, además de pavos reales, albinos, sachavacas, ronsocos, zorros, nos contaron hasta puedes observar felinos salvajes y osos de anteojos que bajan por las mazorcas de maíz que les encantan, además para los observadores de aves Vitoc será un paraíso.

Aprovechamos el día al máximo, gracias a Angeles Arellano encargada de turismo de la municipalidad de Vitoc, quien fue nuestra anfitriona y guía durante nuestra estadía en este paraíso natural, luego de varios minutos por trocha afirmada llegamos a el Fundo Santa Clarita de Jacinto Martín Salas que luego de una subida que no demandó mucho esfuerzo nos recibió Don Jacinto y su esposa una encantadora pareja que se dedica a la producción  de muchas variedades de café, en verdad nos hubiera gustado quedarnos mas tiempo pero debíamos visitar otros lugares, luego de varias fotos y bromas nos despedimos de esta encantadora pareja.

Siguiendo por las trochas bien afirmadas de Vitoc, llegamos a  el Fundo San Fernando de Raúl Miranda Cuba, donde  gracias a la capacitación de la municipalidad de Vitoc se ha mejorado el cultivo de los plátanos.

Partimos raudos por que nos esperaban en la piscina natural de Palmapata con un delicioso almuerzo regional, nos recibió Víctor Landeo quien nos contó  hacia el año 1924 la familia santa Maria , el Señor Lizardo Santa Maria , construye un reservorio (hoy piscina natural Palmapata) , para almacenar 750 metros cúbicos de agua para ser utilizados para mover una rueda hidraúlica de 6 metros de diámetro ,con el objetivo de moler caña de azúcar para la elaboración de aguardiente .

Ya para el año 1939 ,la hacienda Palmapata es vendida a la sociedad agrícola e industrial  Palmapata , quienes siguieron trabajando con la caña para aguardiente hasta el año 1958 , donde ceso la actividad cañavelera. Para luego convertirse en un atractivo turístico de Vitoc siendo escenario de los certámenes de belleza de la zona, brindando áreas de camping, restaurante de comida típica y sus aguas cristalinas.

Continuando con nuestro recorrido fuimos a la Laguna Don Bosco, en el camino infaltable hacer la toma panorámica de la Laguna, este es un espacio natural donde se puede disfrutar de un maravilloso paisaje natural rodeado del verdor de la zona y su majestuosa laguna donde podemos hacer pesca deportiva e incluso pescar al gran paiche, tiene amplias áreas con piscinas, restaruante y canchas de futbol y vóley.

Nos dirigíamos con rumbo a la catarata Tunkimayo dentro de la propiedad del hotel, pero hicimos primero una parada en el Fundo Victoria de Walter y Barton Li Márquez, con plantaciones de platanos, tomates cherry, choclos cherry entre otras.

Luego de un buen tramo en la van llegamos a la catarata Tunkimayo, primero debíamos pasar el río Tulumayo en un huaro nos recibieron los guardianes del lugar unos ancianos super cariñosos, quienes nos advertían que llegábamos algo tarde y que apresuraramos el paso en un ascenso con un desnivel no tan pronunciado pero que luego de todo un día de intensas emociones el cuerpo ya no venía con tanta fuerza, pero si se puede así que luego de algo mas de 30 minutos de ascenso llegamos a la espectacular catarata de mas de 80 metros de alto. Todos quedamos maravillados y satisfechos porque fue un día por demás productivo.

Ahora nos vamos al hotel a disfrutar de las instalaciones y ya nos esperaban con un delicioso caldo de gallina reponedor, de ahí directo a la piscina el ambiente caluroso de la selva central permite esos excesos hasta altas horas de la noche, tuvimos la suerte de apreciar una bandada de murciélagos de fruta, realmente la selva central es un espacio mágico que te hace sentir realmente en el paraíso, si tuviera que detener el tiempo y elegir un lugar en el cual quedarme definitivamente elegiría Vitoc.

Para mas datos sobre la ruta, como llegar, alojamiento y alimentación ingresar en el siguiente link

http://www.conociendoperu.info/2018/09/01/ruta-de-viaje-vitoc/

 

Agradecimientos:

Municipalidad de Vitoc

Hotel Hacienda Guizado Portillo Vitoc Chanchamayo

 

Para galería de fotos :

VITOC, paraiso de la Selva Central http://www.conociendoperu.info/2018/09/01/ruta-de-viaje-vitoc/

Posted by Conociendo Perú on Friday, August 31, 2018

 

 

 

 

.

 

Deja un comentario